More

Leyendo: Ejemplo de esfuerzo: Marcos Antil recibirá Doctorado honoris causa

"Emprender no es difícil, siempre que tengas las ganas y el deseo", afirmó Marcos Andrés Antil, un migrante guatemalteco y empresario exitoso que recibirá un doctorado por honor al mérito de la Universidad Galileo.

Prensa Libre

Huyó de Guatemala junto a su familia durante el conflicto armado interno, llegó a Estados Unidos (EEUU) cuando apenas era un adolescente, superó las barreras del idioma y logró estudiar en la universidad estatal de California.

Marcos Andrés Antil, es hoy un reconocido empresario de tecnología, su empresa ha hecho negocios con empresas en 25 países en el mundo. La universidad Galileo, le otorgará este viernes un Doctorado honoris causa en Tecnologías de la Información.

"Estuve en Santa Eulalia, inauguramos dos laboratorios de computación, muchos niños nunca habían visto una computadora. Las sonrisas y las ansias son las que motivan a seguir". - Marcos Antil.

Su historia ha trascendido, en 2014, Prensa Libre lo nombró Personaje del Año, debido a su destacada labor empresarial y humanitaria de ayuda al país que lo vio nacer.

Antil cree que “Cuando hay necesidad, hay una oportunidad”, y con ese lema trabaja en su empresa de desarrollo y mercadeo digital, Xumak, que en su idioma natal significa florecer.

El emprendedor llegó a EE. UU. de manera irregular, ahora lo llama su país adoptivo, le costó 13 años regularizar su situación y regresar a Guatemala.

En ese país trabajó de jardinero y en una fábrica de costuras, empleos distintos al corte de café y algodón que desarrollaba con su familia en la aldea Nancultac, Huehuetenango, de donde es originario.

“Yo no me quería ir, quería seguir estudiando acá, pero mis padres eran los que mandaban”, describe Antil, quien tiene 40 años y desde hace diez fundó su empresa.

En 2003 regresó por primera vez a su país natal. “Me puse muy feliz, en las noticias se escucha que no hay progreso, pero las carreteras ya estaban asfaltadas”, narra el empresario. Además dijo que cuando entró a la aldea donde él vivió, se dio cuenta que el lugar se detuvo en el tiempo y todo seguía siendo igual.

“Hay pocas casa de cemento, y las que están es por las remesas, no hay electricidad ni agua potable”, refirió.

COMPROMETIDO CON APOYAR

“Estuve en Santa Eulalia, inauguramos dos laboratorios de computación, muchos niños nunca habían visto una computadora. Las sonrisas y las ansias son las que motivan a seguir”, describió Antil, quien continuamente apoya a las comunidades por medio de donaciones.

Además tiene planeado apoyar a la colocación de un centro educativo en el mismo municipio, por lo que ya tuvo pláticas con el ministerio de Educación, y acordaron la donación de dos años de salario para un maestro mientras la entidad puede completar el proceso.

Durante su discurso no pudo contener las lágrimas ante unos 200 escolares de diferentes edades y grados que se beneficiarán con las 32 computadoras, distribuidas en dos laboratorios, uno para cada jornada que funciona en el plantel.

CRONOLOGÍA

  • 1976: Marcos Antil nace el 4 de octubre. Es el tercero de nueve hermanos.
  • 1987: su padre emigra a EE. UU.
  • 1990: se reúne con su familia, radicada en Los Ángeles. Entra a la secundaria en 1991.
  • 1995: se gradúa de High School y entra a estudiar Ciencias de la Computación en la Universidad de Bakersfield.
  • 2000: empieza a trabajar con la empresa suiza Day Software.
  • 2004: funda Xumak. Entre sus clientes ha tenido a Nissan, Johnson & Johnson y el Banco Mundial. En el 2008 extiende operaciones a Guatemala.