More

Leyendo: Tecnovadores

Quiero recomendarles que consideren las carreras tecnológicas.

Prensa Libre

Ahora que comenzamos el segundo semestre del año, miles de bachilleres, peritos y estudiantes que cursan el último año de carrera del nivel medio estarán emocionados porque les quedan pocas semanas para lograr un nuevo hito en sus vidas.

Pronto se graduarán y los que tienen la oportunidad de seguir en la universidad seguramente ya estarán analizando entre las carreras que les llaman la atención qué seguir.

"Tu tiempo es limitado, de modo que no lo malgastes viviendo la vida de alguien distinto. No quedes atrapado en el dogma, que es vivir como otros piensan que deberías vivir. No dejes que los ruidos de las opiniones de los demás acallen tu propia voz interior. Y, lo que es más importante, ten el coraje para hacer lo que te dicen tu corazón y tu intuición." -Steve Jobs.

A propósito de lo anterior, hoy quisiera llamar la atención de los graduandos —de sus padres, amigos y familiares—, respecto de la importancia de analizar con detenimiento antes de tomar una decisión. Particularmente, quisiera recomendarles que consideren las carreras tecnológicas: ingeniería de sistemas, matemáticas, electrónica, mecatrónica, telecomunicaciones y otras afines.

En Guatemala, el porcentaje de estudiantes que llega a la universidad y logra graduarse es muy bajo. En 2013, según cifras de la Unesco, se registraban 293 mil 721 estudiantes inscritos en las diferentes universidades del país, los que representan el 10% de la población en edad universitaria.

De ese bajo porcentaje, alrededor del 50% eligen carreras de las Ciencias Sociales y Jurídicas, la cuales ya están saturadas. Miles de graduados no ejercen su profesión por eso mismo. En los campos de las ciencias exactas y técnicas, donde las oportunidades y los salarios son muy competitivos, casi no hay quienes las tomen, mientras que en los campos donde los salarios son bajos y las oportunidades escasean, siempre hay personas “peleando” por un puesto.

Adicional, nuestro país posee uno de los porcentajes de patentes per cápita más pequeño del mundo. Un estudio demuestra que hacia 2009, las patentes per cápita solicitadas apenas superaban uno por millón de habitantes. ¿Por qué? Porque tenemos muy pocos científicos o personas que promuevan la invención e innovación.

Irónicamente, somos un país de gente “chispuda”, donde las personas se las ingenian para sobrevivir en situaciones muy complicadas. Ahora, ¿qué pasaría si más gente tuviese el fundamento técnico para crear soluciones de mayor amplitud? El guatemalteco es muy trabajador por naturaleza y eso es algo que se puede aprovechar para lanzarnos al mundo.

Retomando el tema de las carreras en ciencias tecnológicas, en mi empresa veo esto cada día: los ingenieros guatemaltecos son de muy alto nivel. Se enfrentan a grandes desafíos liderando proyectos de las 500 empresas más grandes del mundo. Adicional, solo el año pasado, varios de nuestros colaboradores fueron becados a cursar estudios de doctorado en países del primer mundo.

¡Jóvenes!, un ingeniero de sistemas en Guatemala (o en cualquier parte del mundo) nunca estará bajo la sombra del desempleo. ¿Les gusta viajar? Esta es una carrera donde se viaja mucho. ¿Les preocupan los ingresos? Esta es una carrera con uno de los mayores ingresos por persona. ¿Quieren crear cosas nuevas, emprendimientos propios? Esta es la carrera ideal para ello.